La cola de caballo.

Si por algo es conocida la cola de caballo es por sus grandes beneficios que aporta al aspecto de la piel. Su alto contenido de silicio ayuda a mantener y recuperar la salud del tejido conjuntivo que forma la piel. Gracias al silicio y a las propiedades de este, podemos utilizar la cola de caballo para hacer desaparecer las estrías cuando están sobre todo de color rosado. Atenúa las estrías y regenera los tejidos dañados por las variaciones de peso.

 Para preparar este remedio:

Macerar 100 gr. de cola de caballo y unas 8 gotas de limón en un litro de alcohol de 40º durante 1 mes. Diluir con agua al 50% y masajea las zonas afectadas dos veces al día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada